sábado, 24 de diciembre de 2016

Junqueras dinamita ante los inversores la hoja de ruta independentista de Puigdemont

Cataluña seguirá dependiendo del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) hasta el 2026, según consta en un documento oficial que sirve de referencia a los inversores institucionales

NI REFERÉNDUM NI CALENDARIO DE RUPTURA

El vicepresidente del Govern y 'conseller' de Economía Oriol Junqueras, junto al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (Efe)

El rey está desnudo. El mismo día en que el presidente catalán, Carles Puigdemont, reunió con toda la pompa en el Parlament al Pacto por el Derecho a Decidir, para impulsar su referéndum unilateral, su vicepresidente económico, Oriol Junqueras, publicó un documento destinado a los inversores internacionales donde no se hace referencia alguna ni a la consulta, ni a la independencia ni a la ruptura con España. Y con perlas como que Cataluña seguirá dependiendo del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) hasta el 2026. La Generalitat tiene dos discursos: uno para los catalanes, a los que se dice que la independencia está a la vuelta de la esquina; y otro para los inversores tenedores de deuda, a los que se garantiza estabilidad y crecimiento económico. Sí, el rey está desnudo. Pero no precisamente el que aparece en las fotos que rompe la CUP en el Parlament, sino el del cuento de Hans Christian Andersen.


El documento de 33 páginas se titula 'Investor presentation' y los inversores que accedan a él no van a encontrar en el texto ni la palabra “independencia” ni la palabra “referéndum” ni mucho menos el concepto “unilateral”. Ningún calendario para romper con España, al contrario de la hoja de ruta del independentismo que marca los tiempos en el Parlament. Tampoco alusión alguna a que se vayan a abrir conversaciones para sacar los casi 53.000 millones que habrá en el FLA en 2017. Eso sí, se avisa de que el mismo año en que se va a convocar la consulta se van a traspasar al FLA otros 7.392 millones de deuda de la Generalitat.



Este análisis lo publica la Generalitat cada año. Está íntegramente en inglés y sirve de referencia a los inversores institucionales para saber qué va a pasar con la economía catalana y su deuda pública. Su nivel técnico es muy alto. Sería de esperar que el año clave para el independentismo apareciera alguna referencia a la voluntad de la Generalitat de volver a los mercados de deuda. Nada más lejos.

Fuentes de la Consejería de Economía han explicado que "este documento se renueva cada año y que hace una foto de la Cataluña en 2016 en el marco autonómico y que el año que viene será diferente". Estas mismas fuentes han añadido que "más allá de esta presentación hay otros documentos que se explican a los inversores y en los que se detallan las consecuencias de un referéndum en Cataluña".

En la página 28 se especifican las previsiones para seguir recurriendo a los “Mecanismos de Apoyo a la Liquidez”, eufemismo del FLA, por cifras incluso superiores a las de 2017, al menos durante los dos próximos ejercicios. Y en la 25, con mayor desparpajo, se afirma que estos mecanismos estarán vigentes durante diez años más, mientras que Puigdemont aseguró que el próximo 11 de septiembre Cataluña estaría celebrando la independencia. Junqueras, por su parte, declaró en la misma movilización de la Diada que “sería la última manifestación antes de la independencia”. Los dos escenarios a la vez, el de la ANC y el de los mercados de bonos de renta pública, no pueden ser ciertos.
El FLA como banquero

Mientras que en los Presupuestos para 2017 que se tramitan en el Parlament estos días solo se hace referencia al FLA en contadas ocasiones, en esta presentación para inversores el fondo es una presencia constante. En la práctica, casi el único banco del que dispone Cataluña. Así, se afirma que el 70,7% de la deuda de la Generalitat depende de los “mecanismo de liquidez” del Reino de España. Una deuda con bajas calificaciones de 'rating' y que tanto Moody’s como S&P y Fitch mantienen en “perspectiva negativa” (página 23).

Todo esto no se valora como algo malo. Al contrario, se afirma que “los mecanismos de liquidez establecidos por el Gobierno central permitirán a la Generalitat avanzar en la misma dirección en 2017” y que “este cambio en la estructura de deuda hace que la Generalitat sea menos vulnerable a los riesgosde tipos de interés y refinanciación” (pág. 24).

En este entorno de estabilidad financiera en el que “el déficit se cubrirá con el FLA existente” y los “vencimientos de bonos, préstamos a largo plazo y mecanismos de apoyo a la liquidez serán cubiertos por FLA”, se da una imagen muy positiva de la economía catalana y que responde a la realidad: Cataluña cerrará este año con un crecimiento del PIB del 3,4%, un fuerte dinamismo exportador y muy buenas perspectivas para el año próximo.
Críticas al Gobierno

Hay críticas al Gobierno de España en el documento, como cuando se alerta del mayor esfuerzo de las CCAA en las políticas de recorte de déficit, algo del todo justificado. O tics del discurso independentista, al resaltar que “la dependencia comercial con España ha disminuido considerablemente en los últimos años” (pág. 9). Pero de eso a plantear la posibilidad de una secesión hay un abismo. Un abismo al que la Generalitat ni se acerca en este documento.

La Generalitat mantiene un doble discurso: uno radical y rupturista en el Parlament, TV3 y ante la ANC y otro conservador frente a los inversores internacionales

Oriol Junqueras, responsable último de esta presentación, como vicepresidente económico, también participó este viernes en el Pacto por el Derecho a Decidir. El objetivo, tanto de él como de Puigdemont, es que esta cumbre mute a un Pacto Nacional por el Referéndum. Pero el discurso ante los partidos políticos, las patronales, los sindicatos, la alcaldesa Ada Colau y las diputaciones que participaron en el encuentro en el Parlament no puede ser más distinto. Tanto la patronal Fomento del Trabajo, que no acudirá; como CCOO, ya están marcando distancias.

El doble discurso que despliega la Generalitat no ayuda a generar confianza ni a ampliar la base social del independentismo. No parece muy razonable decir una cosa en el Parlament, en TV3 y en los encuentros con la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) y otra muy diferente cuando se explica a bancos y fondos de inversión quién va a pagar la fiesta. Oh, sí. El rey está desnudo. Pero en lugar de un niño, los que se van a dar cuenta son los brókers de la City.

http://www.elconfidencial.com/espana/cataluna/2016-12-24/junqueras-dinamita-inversores-hoja-ruta-puigdemont_1308537/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...