lunes, 13 de marzo de 2017

Atentados del 11M en España: 13 años, 13 mentiras

1- ¿Quién en su sano juicio decide empezar a destruir en menos de 72 horas los trenes donde se perpetró la matanza? 

Resulta curioso, por no decir obsceno, que la escena del crimen (siempre sagrada) y toneladas de material fundamental, sean reducidos a unos cuantos gramos con esa rapidez. 

2- ¿Cómo es posible que tras 13 años no sepamos quiénes fueron los autores intelectuales? La sentencia del Tribunal Supremo sobre el 11M, sí, el propio Tribunal Supremo, reconoce que la célula del 11-M no guardaba ninguna relación jerárquica con Al Qaeda. 

3- ¿Conocen algún atentado en el cual no se examine por parte de la Policía Científica los restos de las bombas? ¿No verdad? Pues la Policía Científica no realizó examen alguno antes de la destrucción de los trenes. 



3- ¿Cómo puede aparecer una mochila en perfecto estado que según las autoridades había estado en los trenes y que gracias a ella se prenda la mecha para capturar a los ''terroristas''? Significativo, que unos tipos que se supone que han dedicado horas y horas a preparar un atentado con la máxima precisión, hagan funcionar diez mochilas bomba, pero, ¡oh casualidad!, una no funcione y además no sufra ningún desperfecto, para así poder encontrar a los yihadistas rápidamente. 

4- En la mochila se encuentra un artefacto que contenía metralla. A ninguna de las 192 víctimas, se le detectaron restos de metralla. ¿Casualidad? ¿Se dedicaron los terroristas a elaborar un variadito de explosivos y justo la que no explotó no coincidía con el resto? 

5- El propio sumario, admite y considera viable, que esa mochila encontrada en la estación de El Pozo, es una prueba falsa. Sería lógico pensar, que las autoridades investigaron hasta el final si dicha escandalosa afirmación es cierta ¿no? Pues no, ni siquiera se inició una investigación. 

6- Qué decir de la furgoneta encontrada por la policía. En ella se encontraron 7 detonadores y un resto de explosivo con goma-2 eco con metenamina. Sin embargo, el artefacto encontrado en la mochila, no contenía metenamina. Debe ser una manía de los terroristas elaborar un "mix" de artefactos. 

7-Un policía examinó, con un perro especialista para detectar explosivos, dicha furgoneta antes de ser llevada a comisaría y reconoció que la furgoneta estaba completamente vacía cuando él entro y que no se detectó ningún rastro de explosivos o similar. No fue citado al juicio. ¿Desde cuándo el único testigo presencial que entró por primera vez a la furgoneta es irrelevante? 

8- El acta oficial recoge que la furgoneta llegó a las 15:34h para ser examinada por la Policía Científica, sin embargo, la furgoneta llegó a dependencias policiales a las 14:32h y estuvo en poder de los TEDAX, dirigida por Sánchez Manzano. 

9-Una vez allí y tras una hora, aparecieron milagrosamente: restos de explosivo, 7 detonadores, ropa que permitían identificar el ADN de los terroristas y una cinta coránica. 

10- El 13M comienzan las primeras detenciones. Se detienen a cinco personas. Dos de ellos indios de religión hindú, por haber vendido supuestamente los teléfonos móviles que utilizaron los yihadistas para activar los explosivos. Los otros tres fueron Jamal Zougam, Mohamed Chaoui y Mohamed Bakkali, por haber vendido en su tienda, tarjetas telefónicas, que supuestamente fueron usadas por los terroristas. Dos semanas después, cuatro de los cinco detenidos, son puestos en libertad. Uno de ellos, Chaoui, porque los testigos aseguraban haberlo visto en dos trenes distintos a la misma hora, cosa imposible. 

11- Sin embargo, Zougam, permaneció arrestado ya que unas testigos rumanas aseguraban haberlo visto en los trenes el 11M, a pesar de que no existe ninguna prueba que lo vinculen directamente, ni se encontraron sus huellas dactilares en los trenes, ni en la mochila de Vallecas, ni en la furgoneta supuestamente utilizada por los terroristas para llegar a la estación y ni siquiera en la casa de Morata. No aparecen rastros de ADN suyos en ninguno de esos escenarios y tampoco se encontraron evidencias ni llamadas telefónicas, que lo vincularan con los supuestos terroristas que participaron en el atentado y se suicidaron en Leganés. 

12- ¿De dónde sacaron más de 200 kilos de explosivos los terroristas? La respuesta tiene nombre: Emilio Suárez Trashorras. Un ex minero asturiano que se dedicaba a comerciar hachís y a la vez era el mayor traficante de explosivos de la historia de España. Es significativo, que un simple minero, sea capaz de traficar sin ningún problema, más de 200 kilos de Asturias a Madrid, a pesar de ser un confidente de la policía y reconocer que: "la Policía me ofreció dinero para incriminar a Zougam". 

13- Por último, el magistrado de la Audiencia Nacional (por llamarlo de alguna manera), Javier Gómez Bermúdez, presidente del tribunal que juzgó el caso, considera que no hubo "una orden directa de Al Qaeda de cometer el atentado" y afirmó: ''España no está preparada para conocer la verdad''. 

En definitiva, un ''moro'' que regentaba un locutorio en Lavapiés (Zougam, el único condenado como autor material del atentado), y un ex minero asturiano que malvivía con sus ingresos como traficante de hachís (Trashorras), fueron capaces de realizar el mayor atentado de la historia de Europa, repito, ¡de la historia de Europa! Ni Al-Qaeda, ni el Estado Islámico, ni ningún grupo terrorista, tienen tanto poder, ni recursos, como un vendedor de tarjetas prepago y un traficante de hachís. ¿En serio alguien se cree esta farsa? 

Para terminar el artículo, quiero reconocer públicamente la brillante labor de Luis del Pino, sin él, todos estos hechos serían desconocidos. También me gustaría recomendar su libro: ''Las mentiras del 11M'', donde expone con detalle, todas y cada una de las atrocidades que se cometieron. 

Dedico este breve artículo al honor de las víctimas y los familiares que hoy, 13 años después, siguen luchando por saber la verdad.

JGM
dom, 12 mar 2017 19:21 UTC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...