sábado, 10 de junio de 2017

“Comer carne clonada y sus consecuencias: La parálisis y parkinson”.

Cordero clonado. Foto Dailymail.

“Comer carne clonada es más común de lo que pensamos dicen los científicos”.

Si algo reconoce el sistema celular y el ADN humanos es la mutación celular. Para bien, o para mal como es el caso de los virus que mutan y lo que antes era saludable se convierte en nocivo. 

Ningún producto natural es idéntico ni de apariencia ni en su estructura molecular. 

Los productos transgénicos modificados, la carne clonada, y la antropofagia están muy relacionadas en sus efectos. 

Producen agujeros en la masa cerebral como si de una esponja marina se tratase. Sus consecuencias tienen que ver con la pérdida de toda la función motora y cerebral.



Se ha demostrado que la enfermedad de las vacas locas ó encefalopatía espongiforme bovina, se da también en humanos como el caso estudiado de los pigmeos al comer carne humana. Ni podemos cambiar el ciclo de comer carne un hervíboro, ni podemos comer carne humana los humanos, ni podemos comer ni vegetales, ni animales transgénicos ni clonados sin tener consecuencias graves, desde malformaciones, a parálisis fisica facial o de las extremidades o del sistema motor. “La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ) es causada por una proteína llamada prión. Un prión provoca que las proteínas normales se plieguen de manera anormal. Esto afecta la capacidad de otras proteínas para funcionar”.

Zoonosis y enfermedades transmisibles comunes al hombre y a los animales.

Antropofagia y canibalismo y su encefalopatía espongiforme estuvo presente hasta en la nobleza británica.

Comer carne clonada podría degenerar el sistema de asimilación y mutación celular constante y permanente como forma de protección natural del sistema inmunitario. Es como engañar al sistema inmunitario, y este agotarse solo al no reconocer diferencias de la comida ingerida, con lo cual el sistema inmunitario se transtorna, se atrofia, se adormece al no tener que reconocer mutaciones celulares.

Llevamos comiendo carne atrofiada por la clonación muchos años.

El problema es aún más grave cuando conocemos que la carne para hamburguesas, canelones o salsa bolognesa se mete todo el animal en la trituradora, con su suciedad, pelo, pezuñas, picos, ojos, intestinos con detritus, orines, etc. Esto se procesa para una degradación de propiedad y color hasta convertirla en una masa blanca y de ahí la vuelven a tintar de rosa y dar forma, congelación, y a la espera de pasar por la plancha para su cocinado para su consumo.

A esto hay que añadir que los piensos para animales hervíboros contienen harinas y purinas animales que altera todo su ADN con las enfermedades asociadas de nuevo del mal de las vacas locas.

Sólo China produce más de 1 millón de vacas clonadas cada año en Beijing para el consumo humano de su carne, leche y queso.


No se puede. Carne clonada es exactamente la misma – porque es un clon, dijo el profesor Grahame Bulfield, ex director del Instituto Roslin, donde la oveja Dolly fue clonada, agregó: “La FSA no puede producir ninguna evidencia de que la carne de clones o de su descendencia es diferente para otros tipos de carne. No hay ninguna, porque tiene que ser exactamente el mismo “.

10 MILLONES es el número estimado de vacas en Gran Bretaña – 2.200.000 son sacrificados para la carne vacuna cada año, un valor aproximado de £ 2 mil millones. 

13 mil millones de litros de leche producida en Gran Bretaña cada año. La mitad se vende en forma líquida, el resto se utiliza en otros productos como el queso.“”

Carne clonada para el consumo en Beijing, China.

Centros de clonación humana ya están funcionando.

Canibalismo en Papua, Nueva Guinea.

4 de julio de 2016
https://eladiofernandez.wordpress.com/2016/07/04/comer-carne-clonada-y-sus-consecuencias-la-paralisis-y-parkinson/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...