martes, 21 de noviembre de 2017

Antiguo cráneo encontrado en China desafía las teorías evolucionistas que tenemos hoy.

De vez en cuando resulta algun cráneo o un par de dientes que desafía lo que creíamos saber sobre el origen de nuestra especie. 

Tomemos, por ejemplo, la emoción reciente sobre los fragmentos de dientes europeos, que como dijo un paleontólogo a National Geographic es probablemente "mucho ruido y pocas nueces".

El último hallazgo para confundir a los investigadores es un cráneo de 260,000 años de antigüedad, conocido como el cráneo Dali, que se ve notablemente similar a los primeros restos conocidos del Homo sapiens. 




© DesconocidoEl problema es que el fósil no está donde esperamos que estuviera. Los arqueólogos han desenterrado restos comparables en Marruecos, pero este cráneo en particular se encontró en Shaanxi, una provincia en el noroeste de China. La implicación es que los humanos modernos no solo se originaron en tribus de África, sino también en poblaciones humanas de otros lugares. 

El consenso actual sobre la evolución humana es que el Homo sapiens se originó en África hace unos 200,000 años. La evidencia arqueológica disponible sugiere que cualquiera tiene ancestros africanos puros desciende de una sola población de Homo sapiens (y tal vez un puñado de neandertales) que abandonaron África alguna vez en los últimos 120,000 años. 

El cráneo Dali 

Cuando los investigadores descubrieron el cráneo Dali, en 1978, creyeron que pertenecía a otra especie humana, el Homo erectus. Este homínido particular vivió entre 2 millones y 100,000 (posiblemente 50,000) años atrás en partes de África, Asia y Europa. Como nosotros, caminaron erguidos y tenían miembros alargados. 

En 1981, Xinzhi Wu de la Academia de Ciencias de China, había notado una gran cantidad de similitudes entre el cráneo de Dali y los humanos modernos. Concluyó que debe haber al menos algún ADN compartido entre el Homo sapiens y el Homo erectus. 

Eso fue hace más de 30 años y en ese momento, sus conclusiones fueron descartadas. Ahora, Wu y su colega Sheela Athreya, profesora asociada de antropología en la Universidad de Texas A & M, están echando otro vistazo al cráneo.
"Si hubiéramos encontrado solo los cráneos marroquíes, y no el cráneo Dali, tendría sentido seguir creyendo que todos los humanos modernos evolucionaron en África", dijo Athreya a New Scientist. "Pero las similitudes muestran que los primeros humanos modernos pueden no haber sido genéticamente aislados de otras partes del mundo, como lo que hoy conocemos como China".


De hecho, la nueva investigación sugiere que muchas de las características que tenemos hoy podrían haberse originado en el este de Asia, llegando a África en una fecha posterior. Este hallazgo es tan notable que, si se demuestra que es cierto (y es necesario realizar más pruebas), podría tener implicaciones importantes en la historia evolutiva humana.

"Creo que el flujo de genes podría haber sido multidireccional, por lo que algunos de los rasgos vistos en Europa o África podrían haberse originado en Asia", dijo Athreya.

sab, 18 nov 2017 00:00 UTC
https://es.sott.net/article/56253-Antiguo-craneo-encontrado-en-China-desafia-las-teorias-evolucionistas-que-tenemos-hoy



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".