martes, 26 de diciembre de 2017

Alex Jones, Fulford y Sorcha Faal coinciden: la esperada purga de corruptos está a punto de comenzar

Mucha pero que mucha atención a lo que ocurra en este principio de año porque tres (o cuatro) fuentes diferentes (Fulford, Alex Jones, Sorcha Faal) coinciden en que se avecina el golpe de final de Donald Trump contra el “Estado Profundo”. La cuarta fuente es el propio New York Times que habla de un “golpe de estado por parte de Donald Trump”.




Las fuentes de inteligencia que informan al periodista tejano confirman lo que el anónimo informante cercano a Trump, Q Anon, está publicando en un chat, respecto a que la declaración de emergencia nacional ha congelado YA las cuentas de las fundaciones Clinton y Soros, y que el propio magnate judío-húngaro lleva dos meses detenido e interrogado. Uno de los máximos dirigentes del FBI ha anunciado que se retira (acuciado por las acusaciones de haber fabricado pruebas contra Trump) y, atención, Eric Schmidt, jefazo de Google ha anunciado su dimisión.

(En este sentido, hace dos semanas, coincidiendo con las operaciones en curso contra Google, Amazon y Facebook, cambió la política de censura de YouTube y he podido comprobar que yo mismo he podido subir algún vídeo).

Según cuenta Alex Jones, el dueño de Facebook está en el punto de mira ahora mismo, pero lo importante es que confirma plenamente lo que venimos escuchando en el sentido de que se prepara una gran operación contra la corrupción, amparada por la medida legal tomada, y que los militares están preparados para hacerla realidad. En este sentido, os tenéis que preparar para que los medios oficiales, lógicamente, la travistan de un golpe de estado totalitario, cuando la realidad es que es la proclamación de la nueva era. Al mismo tiempo, obviamente, las posibilidades de que asesinen a Trump en las dos próximas semanas aumentan y, de hecho, Sorcha Faal comenta en su último informe que Brennan, ex jefe del FBI, ha montado una célula de asesinos en los Emiratos Árabes Unidos para organizar el magnicidio.

           
Por su parte, el último informe Fulford es de los más interesantes de los últimos meses, pues detalla una reunión entre un represenante del llamado G-7 (que no es más que una tapadera de lo que llama “los linajes de sangre iluminati”) con un representante de la familia del Dragón, en la que, admitiendo que han perdido, los malos han ofrecido financiar grandes planes de infraestructuras a cambio de conservar algo de su poder. La respuesta del representante del dragón es que deben declarar el jubileo y renunciar a los bancos centrales, cosa a la que parecen no estar dispuestos. El oro para avalar el nuevo dólar está ya disponible pero dicen que podría conllevar una pérdida, inicial, de poder adquisitivo. Aunque llevo años escuchando sobre estas conversaciones, parece que ahora ya son terminales.

Aparte de muchas cosas más, Fulford analiza el mensaje codificado por Trump en una intervención en la que aparecía con corbata morada (el símbolo de las revoluciones de Soros) y bebiendo de una taza con dos manos: al parecer, quería simbolizar que Soros y su gente tienen las esposas colocadas.
Así pues, esperad acontecimientos inesperados e importantes en las primeras semanas del año 2018 porque hay elecciones en febrero y no creo que dejen pasar la oportunidad de la mayoría que actualmente poseen los republicanos en el Congreso y Senado.


            


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".