miércoles, 14 de marzo de 2018

Desmontando el detonante de un mal final


Una de las cosas más complicadas de hacer este trabajo, con el blog y demás me refiero, es la frustración de ir siempre un paso por detrás. Creo que os habréis dado cuenta que vamos a remolque, siempre vamos desmontando o desprogramando aquello que ya nos han hecho, aquello que ya han creado, aquello que ya nos han colado en el IC, etc. Es complicado, para la personalidad humana, ver que vamos varios pasos por detrás en todo momento respecto a los planes habidos y por haber que hay sobre nosotros. 




Si entramos en los planos no físicos a desmontar algo es porque ya está a punto de completarse y a punto de empezar a materializarse, si entramos a desprogramar algo o hacemos peticiones a nuestros seres y Yo Superiores para bloquear algo, es porque estamos ya casi al límite de que “eso” empiece a ejecutarse. No estamos teniendo más remedio que actuar en modo reactivo, y eso, en cierta manera, tiene que empezar a cambiar, y empezar a trabajar en modo proactivo y empezar a prevenir eventos, ataques o manipulaciones, antes de ver que ya se han puesto en marcha y tener que ir corriendo a desmontarlas.

Así que espero que las cosas vayan a cambiar a partir de ahora porque me propongo intentar, con ayuda de aquellos que nos asisten y de todo el “equipo de apoyo” que todos y cada uno de nosotros siempre tiene en los planos y dimensiones superiores, ir por delante, al menos a la misma velocidad descubriendo que están tramando para poder ir desmontándolo. Este planeta es también nuestro tablero de aprendizaje y evolución, o tiene que serlo, y tenemos derecho a coexistir en él como una raza libre de un sistema de control invisible y poderoso, pero frágil también como un castillo de naipes cuando hay suficiente responsabilidad por la humanidad para intentar tomar las riendas de su destino.

Es utópico, lo sé, somos solo unos pocos miles los que nos ponemos con las peticiones y nos ponemos codo con codo con nuestros Yo Superiores a desmontar cosas, pero la masa crítica no se mide por el número de personas que colabora, sino por la cantidad de energía-intención que estas mismas hacen, por lo tanto, hemos hecho mucho en el pasado simplemente porque los que participaban, lo hacían con convicción y la intención de que las cosas cambiaran.

Ya hemos desmontado algunas cosas

En el anterior artículo sobre “cómo se desmonta un escenario en el plano mental”, el trabajo que se hizo desmontó, en ese mismo plano, el escenario que en el momento de su publicación tenía más posibilidades para detonar o ser la chispa que prendiera un conflicto global, el cual pasaba por Corea del Norte. Al desmontarlo en el plano mental, se borró luego del plano etérico y, si seguís las noticias, ahora mismo tras los juegos olímpicos de Corea del Sur hay muestras de “calma” entre ambas Coreas y entre Corea del Norte y EEUU. Ese escenario bélico ahora ya no existe, así que, gracias al trabajo de todos, y el trabajo de nuestros YS que lo borraron, ha tenido (el sistema de control) que poner en marcha el siguiente detonante dentro del mismo escenario con más posibilidades de funcionar.

Así, ahora vamos a intentar eliminar ese segundo evento que puede detonar una catástrofe a medio plazo.

Cuando entras en el plano mental de nuestro planeta y, con asistencia de tu YS (pues hay de todo ahí, energéticamente hablando) buscas los escenarios que están activos como futuros potenciales para la humanidad de la línea 33, puedes ver como si fuera una película los diferentes eventos que están coexistiendo en la misma y que, luego, “caen”, energéticamente, al plano etérico. Ya hemos explicado cómo funciona esto anteriormente en otros artículos. De todas esas “escenas” que existen, una de ellas siempre tiene más fuerza y más “potencia” para ser la que se termine manifestando en el plano físico. La primera “escena” mental pasaba por un ataque norcoreano a USA y estos respondían con otro, iniciando una cadena que luego involucraba a otros países que se ponían de lado de uno u otro bando. Eso ya no está, eso ha desaparecido.

La segunda “escena” con más posibilidades es la manifestación de un atentado de bandera falsa, donde los mismos poderes en control ejecutan una acción, echan la culpa a un tercero, y entonces crean una rivalidad y un conflicto entre dos actores, potencias, países, etc. Eso es lo que ha usado en las últimas décadas para generar todo tipo de conflictos, desde la creación de Al-Qaeda como excusa para ir invadiendo y atacando diferentes zonas del planeta, como la creación de los piratas somalís para poder controlar las aguas del golfo de Yemen debido a los portales dimensionales que hay en la zona, etc.

Bueno, así, el siguiente catalizador que tienen preparado “mentalmente” (como plan), y que ya está en el plano etérico, es decir, está cerca de manifestarse, es el asesinato de un alto dirigente americano, el presidente, y echarle la culpa a Rusia. Como ya sabéis, ahora mismo, desde hace tiempo, se está preparando a la población mundial echándole a Rusia la culpa de casi todo, para que se creen los egregores necesarios para tener la energía que pondrá en marcha los planes acusativos. De ahí, el escenario mental y etérico pasa por el inicio de una serie de rifi-rafes entre ambos países, detona un pequeño conflicto, crece en magnitud, y en un año más o menos empieza a haber países que se ponen de parte de un lado y países que se ponen de parte del otro. Todo esto solo para la línea 33, como hemos dicho en el artículo anterior, pero como la 42 aún está lo suficientemente cerca, se oirán y se verán las consecuencias, aunque no se vivan.

Entonces, lo que vamos a hacer, quien quiera, es desmontar esto. Exactamente esto. Vamos a intentar desmontar en el plano etérico un evento que no ha sucedido aun, que tienen pensado que suceda en unos meses y que esperemos que no suceda nunca.

¿Qué pasará si tenemos éxito? Que este artículo quedará sin ningún tipo de prueba material de que es verdad, puede que simplemente me lo esté inventando todo y que nunca sepamos si eso era un plan real o no. ¿Qué pasará si no tenemos éxito? Que entonces veremos las consecuencias, y la “película” en el plano mental que ahora mismo está en marcha en el plano etérico será lo que vivamos de aquí a unos meses.

¿Con esta acción, conseguiremos desmontar del todo este futuro conflicto?

No, porque luego buscarán otro detonante, y luego otro, y luego otro. Solo lo estamos retrasando. Pero no tenemos otra arma ni otra manera de trabajar en estos momentos porque literalmente, o despertamos la consciencia del 97-98% del total de la humanidad que está en la línea 33, o llegará un momento en el que no podremos retrasar más nada y entonces la línea 33 quedará a su suerte y a la manifestación de aquellos eventos que, por causa y efecto, y la inconsciencia general de nuestra raza, tengan a bien o mal llegar a manifestarse en el plano físico.

Un trabajo en equipo en los mundos superiores

Para poder desmontar esto todos los Yo Superiores van a tener que trabajar en cadena y simultáneamente. Ya dijimos que existe una especie de jerarquía superior a todos nuestros Yo Superiores que los “une” y conecta en un enorme campo “cuántico” de información y coordinación, de manera que, cuando unos pocos Yo Superiores inician una acción de esta magnitud, es comunicada a todos los YS de todos los seres humanos encarnando en el planeta. Aquellos que se desean sumar, sin violar ninguna regla de libres albedríos, ni cosas por el estilo, lo harán, ya que no estamos trabajando en las personalidades, en nuestros sistemas energéticos, sino lo estamos haciendo en la estructura de la Tierra. Así que no hay problema de que alguien no tenga ni idea de que va todo esto, si su YS considera adecuado intervenir lo hará, para preservar un poco más el tablero de juego donde está encarnando, y si considera adecuado no hacerlo, no lo hará, sin ningún juicio de valor asociado al respecto.




Por lo tanto, la petición es esta:

Solicito que se desmonte en el plano etérico1 el detonante y catalizador más probable que está siendo preparado para activar todo tipo de conflictos, luchas y guerras en el plano físico, desmontando, borrando y desactivando los posibles atentados de bandera falsa que se están gestando para provocar un enfrentamiento entre potencias mundiales que luego permitan activar otro tipo de eventos de mayor magnitud. Solicito a mi YS que intervenga si lo considera adecuado sin prejuicio ni daño para mí, la parte encarnada, protegiéndome de toda consecuencia por ello en la medida que las reglas evolutivas y cósmicas lo permitan. Gracias.

Ganaremos tiempo, y veremos a ver cómo reaccionan. Gracias por vuestra participación y esperemos que tengamos suerte y éxito. Aquellos que podáis, consultad-revisad todo lo anterior con vuestro YS, os dará confianza y seguridad para entender lo que se está haciendo.

13 marzo, 2018
http://davidtopi.net/desmontando-el-detonante-de-un-mal-final/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".