jueves, 31 de mayo de 2018

Una descripción detallada del antiguo cosmos egipcio

El cosmos egipcio está separado en dos partes. La región superior está formada por la tierra (Geb), la atmósfera (Shu) y los cielos (Nut). Nut y Geb son amantes, pero Shu debe mantenerlos separados para permitir a los otros dioses la libertad de moverse a través del cosmos.

El más importante de estos niños celestiales es Ra, el dios del sol, que navega por el cielo de día y en el inframundo por la noche. Mientras que los cuerpos celestes representan el orden divino del universo, el inframundo personifica el caos puro. El ‘Duat‘, como se lo conoce, es un oscuro abismo que crece con serpientes, monstruos y espíritus malignos.



Para poner orden a este caos, varios dioses hicieron su hogar en el inframundo, ayudando a guiar a los muertos a través de su terreno traicionero. Es Ra, el dios del sol, quien ayuda a traer equilibrio al cosmos, con la ayuda de sus deidades compañeras. Navega a través del “Río del Cielo” en el día, descansando en su bote conocido como Mandjet (el día de la barcaza). Durante la noche, ingresa al inframundo, y el bote tomaría el nombre, Mesketet (el bote de millones).

A medida que desciende al inframundo, el cuerpo de Ra perece, llevando la oscuridad a la región superior de la Tierra. Un grupo de deidades menores protegen su cuerpo y conducen el bote a través del peligroso mundo subterráneo, con la esperanza de devolverlo a la vida.

La primera parada de los botes es en el hueco de Abydos, donde están las almas de innumerables humanos a bordo. Ellos serán juzgados por Osiris quien determinará su lugar en la otra vida. El Mesketet emprende su viaje al inframundo, donde pasará por doce puertas, cada cámara ofrece un desafío que debe superarse antes de que Ra pueda volver a ascender.


HORA 1: En el “Curso de agua de Ra“, Wepwawet, el abridor de caminos, desbloquea la primera puerta, permitiendo que Ra acceda al inframundo. El barco atraviesa seis serpientes a las que la diosa Ba mantiene a raya.

HORA 2: Es en ‘Ur Nes‘, donde la luz de Ra nutre el espíritu del maíz para que pueda florecer en el mundo superior, trayendo salud y abundancia a su gente.

HORA 3: En el ‘Reino de Osiris‘, los corazones de los mortales se juzgan contra el peso de una pluma. Si el peso de sus pecados hace que las escamas caigan hasta el fondo, son comidos por Amemt, devoradora de almas.

HORA 4: ‘Vivir uno de las formas‘ es un reino sombrío del desierto, presidido por Sokar, señor de lo misterioso. El bote flota suavemente sobre la arena, para no despertar a una hidra que protege el reino.

HORA 5: El barco de Ra pasa a un barranco conocido como ‘El Oculto‘. La salida está protegida por dos esfinges, cuyos acertijos deben resolverse antes de que el bote pueda avanzar. Es Sokar, dios de los muertos, quien los ayuda a resolver los secretos del guardián.

HORA 6: El ‘Abismo de las aguas‘, el bote desciende a un gran río. Un monstruoso león ronda sus orillas y, más adelante, se les une Khepera, dios de la resurrección, que más tarde ayudará a revivir el cuerpo de Ra.

HORA 7: ‘La Cueva Secreta‘ es un reino peligroso, porque Apep, el señor de Chaos reside allí. La gran serpiente intenta tragarse el bote, pero Isis, diosa de la magia, usa sus poderes para desterrar a la bestia de regreso al abismo.

HORA 8: ‘Sarcófago de los Dioses‘ es el lugar de descanso de las deidades pasadas. Cuando pasa el bote de Ra, gritan y saludan al dios del sol, porque su tiempo para levantarse está a la mano.

HORA 9: Cuando el bote entra en la “Procesión de imágenes”, el río se vuelve salvaje e ingobernable. Los dioses de 12 estrellas ayudan a guiar al bote lejos de las serpientes que exhalan fuego y regresan a costas más seguras.

HORA 10: El bote ahora llega a ‘Altivo de bancos‘. Un grupo de guerreros divinos protege a Ra como un gran halcón, conocido como el “Líder del cielo“, los guía hacia la luz. Khepera se une a Ra, listo para su resurrección.



HORA 11: ‘Boca de la Caverna‘ es una tierra de vida o muerte. Aquellos mortales que fueron considerados malvados en la tercera hora son arrojados a un pozo, custodiados por diosas del fuego hasta que perecen. Shedu, como una serpiente alada, trae consigo la promesa de un nuevo día.

HORA 12: ‘El nacimiento brilla hacia adelante‘ es la cámara final, donde Khepera resucita al gran rey Ra. Su forma de vigilia se desliza a través de la boca de la gran serpiente conocida como ‘La vida de los dioses’.

Así es que Ra renace, y la gloria del sol de la mañana hace que toda la gente se alegre cuando su luz regresa a la región superior de Egipto.


Escrito por Simon E. Davies, colaborador del Ancient Code.
http://ancient-code.es/una-descripcion-detallada-del-antiguo-cosmos-egipcio/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".