jueves, 26 de noviembre de 2015

Por Bazhyn : Las enigmáticas ruinas de Siberia


Cuando al viajar hasta el extremo sur del territorio, que ahora se conoce como la República de Tuva, un miembro del museo Minusinsk Dimitri Clements, encontró en las proximidades de la frontera de Mongolia, un pintoresco lago con una isla en el medio. 

Lo que encontró en la isla se convirtió en un verdadero enigma histórico y arqueológico, que ha contribuido al aumento de las lagunas cronológicas de la verdadera historia de la humanidad.

 En la República de Tuva, casi en la frontera con Mongolia, en las montañas a una altitud de 2.300 metros sobre el nivel del mar, está el lago Tere-Khol. Esta formación se conoce como Charca de montaña, en Rusia se pueden contar miles. 

Pero es el único en el que en medio de la isla se encuentran las ruinas de una antigua fortaleza que lleva por nombre Por-Bazhyn “casa de barro”. Según los investigaciones rusos se cree que la fortaleza Por-Bazhyn en el lago de Tere-Khol (en Tuva), fue construida a mediados del siglo VIII bajo las órdenes del jefe de la uigur Kagan, Eletmish sentina Kagan. 

Quien en año 750, ordeno a las tropas instalarse y custodiar el territorio de Tuva. Con el fin de hacerse un espacio en el territorio conquistado, se construyó una fortaleza. Sus muros alcanzan una altura de diez metros. El palacio central, se situó en una plataforma elevada, y pertenecía a Eletmish sentina Kagan.

 Las ruinas de la fortaleza de arcilla en la isla de Puerto Bazhyn tienen desde hace cientos de años el interés de los científicos. 

La ciudadela es un rectángulo regular con un laberinto de edificios construidos a semejanza de mándala budista (imagen sagrada o diseño esquemático que se utiliza en el budismo y prácticas religiosas hindúes) hecho por sus enigmáticos constructores. 

Los arqueólogos teorizaron que en el referido hueco o espacio tuvieron que procesarse miles de toneladas de barro y ladrillo cocido. Sin embargo, esta conclusión no ha tenido asidero. La cuestión sigue siendo cual fue el destino que se le dio a los edificios arquitectónicos, cuyos restos se conservan en la isla. 

Estos edificios pueden ser atribuidos al complejo del palacio y el templo. Durante los años 50’ del siglo XX, los participantes de una expedición arqueológica encontraron los fragmentos del acueducto en la isla – probablemente uno de los más antiguos del planeta. Las paredes del complejo de fortificaciones estaban decoradas con imágenes de personajes complejos, hecho que le dio un sentido esotérico importante y en muchos aspectos se parecían a los personajes que se encuentran en las antiguas ciudades de la civilización maya…. 

A principios de este milenio el investigador de la ciudad de Irkutsk, Igor Vladislavovich Berdnikov ha sugerido que la construcción del complejo del templo de Port-Bazhyn reproduce el mapa de la bóveda celeste, como imitando los contornos de las constelaciones del zodíaco. Esto llevó a los científicos a creer que la isla una vez albergó un antiguo observatorio astronómico. Según la tradición oral de la población local, la fortaleza de Por-Bazhyn es una entrada a los túneles subterráneos, que se mueven por toda la tierra (el infra-mundo), y es allí, donde supuestamente se ocultan grandes tesoros de los gobernantes – los fundadores de la otrora poderosa khanate uigur. De hecho, en el siglo pasado durante el estudio de la misteriosa isla, los arqueólogos han tropezado varias veces con entradas a la cueva, llenas de escombros en ruinas, pero nadie aún ha logrado introducirse a ese recinto. 

Según los científicos, Eletmish sentina Kagan, y todos los habitantes fueron asesinados durante un ataque a la fortaleza por el enemigo, en la mitad del siglo VIII, pero; poco antes de su muerte Kagan había escondido las riquezas en lugares subterráneos. 

Entre el campamento de campo arqueológico y el de la isla en la que está el castillo, se encuentra un puente que conecta la pila. Su longitud es de 1,3 kilómetros. La Plaza donde se celebraban los rituales y las ceremonias solemnes, está frente a los edificios del palacio. 

En la profundidad de la zona que antes era un lujoso complejo del palacio, se encuentran dos edificios, conectados por una plataforma de barro gris cocido. Así como también el techo del edificio que una vez estuvo apoyado sobre las columnas de madera. Algunas expediciones posteriores descubrieron que el misterioso castillo fue destruido durante un incendio. Entre los cuerpos de los habitantes, que una vez habitaron el complejo, se encontraron los restos de los soldados en los que se puede ver un alto crecimiento inusual, presumiblemente por ser del tipo de persona evropeidnym.

 Más tarde, los arqueólogos presentaron otro supuesto sensacional: que la fortaleza fue construida en el valle, que se inundó después artificialmente, cuando se formó el lago, Tere-Khol. En la actualidad algunos expertos que sustentan la arqueología convencional, han sugerido que los materiales de construcción y la forma como se presenta el sitio, fue construido bajo la tradición arquitectónica típicamente china, muy probablemente en la segunda mitad del siglo ocho.

 “El edificio evidencia la construcción característica de poste y viga, que identifica a la arquitectura china de la dinastía Tang,” escribió elarqueólogo en jefe Irina Arzhantseva, en un informe publicado en “El arqueólogo Europeo” en 2011. ‘Hallazgos de fragmentos de madera quemada, apuntan a la utilización de la típica técnica china de enclavamiento de soportes de madera, llamados Dou-Gung. 

Las Rampas nos llevaron a las dos galerías que flanquean, las cuales estaban bajo techo, espacios abiertos que dan el acceso al pabellón principal. 

Mientras continúa el debate sobre el uso de Por-Bazhyn, existe una creciente evidencia de que era un complejo comunitario o palacio en torno a un monasterio budista. Ciertamente, no es un argumento que su trazado es típico de los palacios en los Paraísos Budistas, como se representa en las pinturas T’ang. 

Los antiguos textos de aquella era, también describen la existencia de pueblos Uigures, y sus amplias actividades de construcción, y la transición de una vida nómada a la vida sedentaria. De hecho, los científicos y expedicionarios rusos sostienen que puede haber habido tantos como 15, de estos asentamientos solamente en Tuva, todos cuadrados de forma rectangular, rodeados de muros con una puerta principal. 

El mapado láser del yacimiento anterior a la primera gran excavación del 2007 permitió a los expertos construir un modelo 3D del aspecto que habría tenido el conjunto.

 A pesar de su antigüedad, algunas partes de la estructura estaban bien preservadas y los arqueólogos llegaron a examinar las 3,5 hectáreas de extensión del sitio, con sus muros claramente visibles. 

Los muros exteriores, conservados hasta una altura de 10 metros y 12 de grosor, forman un espacio rectangular, creando lo que muchos han interpretado como una fortaleza. Se documentó una puerta principal, que se abría hacia dos patios sucesivos conectados por otra puerta. 

Los muros interiores son de menores dimensiones, conservados hasta un metro de altura, delineando los contornos de los edificios, con una gran construcción en el centro del yacimiento. El complejo principal en el patio interior contaba con una estructura central dividida en dos partes, una detrás de la otra, unidas por un pasillo cubierto. Tenía un tejado cubierto de tejas, sustentado por 36 columnas de madera apoyadas en pies de piedra. El lugar fue explorado en 1891, con trabajos de excavación en pequeña escala entre 1957 y 1963, y posteriormente en 2007. 

Se hallaron tablillas de arcilla de pies humanos, dibujos en las paredes que antaño fueron de color, puertas gigantes y fragmentos de madera quemada, aunque ninguno de los objetos ha arrojado luz sobre el origen de Port-Bazhyn ni sobre por qué fue abandonado a principios del siglo IX. La evidencia arqueológica sugiere que fue abandonado después de un corto período de uso. 


Los científicos señalan que la construcción no contaba con ningún sistema decalefacción rudimentario, algo extraño en un lugar a 2.300 metros sobre el nivel del mar y con un clima tan hostil como el siberiano. 

La fusión del hielo, por las temperaturas más cálidas del último siglo, no sólo va destruyendo las paredes sino que están aumentando de forma dramática el nivel del agua del lago, según señaló en 2014 el diario The Siberian News. Irina Arzhantseva destacó en una investigación en 2011 la doble amenaza que supone el deshielo para la supervivencia a largo plazo de este sitio arqueológico. 

«Se estima que las paredes comenzarán a derrumbarse en el lago en unos 80 años», escribió. Las investigaciones revelaron que al menos dos terremotos habían acelerado el deterioro natural del lugar, el primero de ellos ya en el siglo VIII.

 «Aún no está claro cuánto tiempo perduraron los edificios después del abandono del lugar en el siglo IX, pero algún tiempo después del abandono se produjo otro terremoto catastrófico que dio lugar a incendios y al colapso de las paredes del recinto sur y el este, y destruyó el bastión de la esquina noroeste», apuntaba The Siberian News. 

Actualmente Por-Bazhyn continúan siendo las ruinas arqueológicas siberianas que guardan un misterioso enigma en Rusia.

noviembre 7, 2015
RECOPILACION INVESTIGATIVA: ING. REYNALDO PEREZ MONAGAS
https://rey55.wordpress.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...