jueves, 31 de diciembre de 2015

El juez imputa por blanqueo de capitales a Jordi Pujol y su esposa Marta Ferrusola

DECLARARÁN EL PRÓXIMO 10 DE FEBRERO

El juez acepta la competencia de la investigación que se sigue en el juzgado 31 de Barcelona por el dinero supuestamente evadido a Andorra

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol (i), acompañado de su esposa, Marta Ferrusola. (EFE)


30.12.2015 – 15:34 H.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha citado como imputados al expresidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol y a su esposa, Marta Ferrusola, por blanqueo de capitales. El magistrado ha aceptado igualmente la investigación que hasta ahora llevaba el juzgado de instrucción número 31 de Barcelona tras la confesión pública del 'expresident' de que había mantenido fondos en el extranjero y que se había acogido a la amnistía fiscal del Gobierno del PP. Pujol y Ferrusola tendrán que comparecer en la Audiencia Nacional el próximo 10 de febrero.

La Fiscalía Anticorrupción había solicitado al juez José de la Mata la imputación del expresidente de la Generalitat por una cuenta abierta por su hijo en Andorra. El Ministerio Público considera que existen indicios suficientes de que los fondos de esa cuenta, abierta en la Banca Reig en 2000 por Jordi Pujol Ferrusola, su hijo primogénito, sean en realidad propiedad del padre. Los movimientos registrados indican que la cantidad depositada en ese paraíso fiscal supera los 100.000 euros, por lo que el fiscal considera que el expresidente catalán habría podido cometer un delito fiscal.

De la Mata cita a declarar como imputados a Jordi Pujol y Marta Ferrusola el 10 de febrero

La cuenta, con el número 63810, fue abierta por Pujol Ferrusola con una partida de ingreso inicial citada en 307 millones de pesetas (1,8 millones de euros). La documentación aportada por la Banca Reig y contenida en la comisión rogatoria procedente de Andorra recibida por el juez De la Mata el pasado verano contiene un documento titulado 'Apertura de la cuenta' en el que figura como titular de la misma Jordi Pujol Ferrusola.

Junto a ese documento consta otro denominado 'Contrato de operativa confidencial' en cuya parte inferior aparece de forma manuscrita y con letras el número de la cuenta. Otro de los documentos facilitados por la Banca Reig es un 'Anexo al contrato de apertura de cuenta' en que consta la firma de Jordi hijo así como la llamada "cartulina de firmas" en la que solo consta una casilla rellena, la del primer titular, con el número de cuenta otra vez manuscrito y en letras.

Jordi Pujol Ferrusola. (EFE)

Pero, además, la entidad bancaria ha facilitado otros dos documentos que apuntan directamente a que ese dinero pertenecía al padre y no al hijo. El primero, firmado por Pujol Ferrusola y fechado el mismo día de la apertura de la cuenta, explica que él no era dueño de los 1,8 millones que ingresó, sino que el titular real de ellos era el expresidente de la Generalitat.

El otro es un documento manuscrito por Jordi Pujol padre, fechado en el mes de mayo de año 2001. En él certifica que es él y no su hijo el propietario de la cuenta, y declara que, en caso de defunción, todo lo que hubiera en ella pasara a su esposa Marta Ferrusola. El documento está firmado por el 'expresident' de dos formas, su propia firma y el número de la cuenta manuscrito y en letras, tal y como constaba también en la cartulina de firmas.

Basándose en esos dos documentos, Anticorrupción llega a la conclusión de que la cuenta pertenece a Jordi Pujol Soley, por lo que pide al juez que le impute por un presunto delito fiscal. Fuentes de la investigación han confirmado que en el sistema bancario andorrano, lo relevante a la hora de efectuar operaciones financieras no es únicamente la firma. También pueden llevarse a cabo solo con el número de cuenta manuscrito, como consta en la documentación remitida a la Audiencia Nacional.

Entre las operaciones supuestamente realizadas por el expresidente de la Generalitat con esa cuenta constan cinco disposiciones de efectivo en las que destacan dos de ellas. Una trasferencia a la cuenta de Jordi hijo en esa misma entidad de 149.943 euros efectuada el 3 de junio de 2010 y otra de 1,14 millones del 28 de octubre de ese año que dejó el saldo en números rojos. El último movimiento registrado es de 30 de diciembre y, con él, el saldo de la cuenta se deja en cero.

En julio de 2014, el expresidente catalán confesó en un comunicado enviado a los medios de comunicación que había mantenido abierta una cuenta en el extranjero, y aseguró que sus fondos procedían de la herencia de su padre, Florenci Pujol, que se habían regularizado con la amnistía fiscal del Gobierno del PP. Sin embargo, el juez De la Mata, en los autos por los que ordenó registrar su domicilio, negó credibilidad a su versión.

El juez también acepta la competencia del caso abierto en el juzgado de instrucción 31 de Barcelona tras la confesión pública del 'expresident', cuya titular se había inhibido a favor de la Audiencia Nacional. El juez justifica su decisión porque mantener los dos procedimientos abiertos podría dar lugar a "pronunciamientos contradictorios" de ambos juzgados. Además, según De la Mata, la fragmentación de la causa "impediría ganar una visión de conjunto sobre los mismos que sitúe a cada miembro de la familia en su justa posición".

El magistrado considera que en ambas investigaciones se indaga a los mismos imputados y los mismos hechos. "Puede afirmarse que existen indicios de que los miembros de la familia Pujol Ferrusola han venido orquestando durante años una estrategia compartida y coordinada para desarrollar distintos negocios económicos, generar réditos, ocultarlos y distribuirlos entre todos de acuerdo con criterios establecidos para conseguir el lavado de los activos conseguidos", relata De la Mata.

http://www.elconfidencial.com/espana/2015-12-30/pujol-imputado-ferrusola-blanqueo_1129162/

Pujol, la patria como caja registradora

El padre fundador del nacionalismo catalán en la era moderna, Jordi Pujol, entra en los anales judiciales como el jefe de una organización criminal, su propia familia. Así lo dicen los autos judiciales

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol durante su comparecencia ante la comisión de investigación del Parlament. (EFE)

30.12.2015 – 21:57 H.

Nunca había caído tan bajo la Generalitat, entendida como el conjunto de las instituciones del autogobierno de Cataluña. Su actual dirigente, Artur Mas, aguanta mansamente los escobazos de la CUP en el tren de la bruja, mientras el padre fundador del nacionalismo catalán en la era moderna, Jordi Pujol, entra en los anales judiciales como el jefe de una organización criminal, su propia familia. Eso dicen los autos judiciales del juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

Lo supimos este miércoles. El magistrado llama a declarar a la cúpula de la organización. O sea, al ex 'molt honorable' y a su esposa, Marta Ferrusola. El próximo 10 de febrero han de comparecer como 'investigados' ('imputados', antes de reformarse la Ley de Enjuiciamiento Civil) por un delito de blanqueo. La cita judicial incumbe a la causa abierta contra el 'hereu', Jordi Pujol Ferrosola, por diferentes delitos de corrupción.

A lo largo de los 13 autos dictados por este, que también asume el proceso indagatorio por los delitos fiscales de la familia, se explica el 'modus operandi' de la trama. En las cuentas corrientes de los distintos miembros del clan -“ocultas en jurisdicciones extranjeras”-, entraban cantidades de origen desconocido “que no pueden asimilarse a una actividad legal” y que en algunos casos coinciden con cantidades abonadas por empresarios que han trabajado para el sector público de Cataluña.

Nada nuevo, en realidad. La cita judicial del matrimonio Pujol-Ferrusola solo es una meta volante en el viaje a las alcantarillas del nacionalismo catalán. Un viaje iniciado con la famosa frase del 'expresident': “¿Qué coño es eso de la UDEF?”. Ahora ya sabe cómo funciona este brazo policial encargado de perseguir la inmoralidad de quienes aprovechan sus cargos públicos para meter la mano en la caja común. Una dosis de recuerdo, en fin, de un desazonante descubrimiento de los ciudadanos de Cataluña, especialmente los de más sincera adhesión a la causa nacionalista. No era España la ladrona sino quienes cobraban por ser patriotas. En negro, por supuesto.

Lo peor del aquí y ahora es que Artur Mas se cuidará de decir que no conoce de nada a Jordi Pujol

Y en negro había que referirse siempre al poder de los Pujol. En voz baja, quiero decir, porque siempre fue un tema tabú durante los 23 años de paso por el poder, cuando la causa del soberanismo y la fortuna familiar venían a ser lo mismo. Todo por la patria. Ya desde el principio, cuando el apellido aparecía contagiado con el virus de la mentira y la corrupción (caso Banca Catalana). Al conocerse la victoria de CiU en las primeras elecciones autonómicas del nuevo régimen democrático (1980), Jordi Pujol gritó a los cuatro vientos: “Se acabó el sucursalismo”. Así nació el nuevo poder catalán, fundado por el 115º presidente de la Generalitat y líder de CiU, que nunca dejó de ser sucursalista de la política española. No solo de la política, sino también de la inmoralidad en la vida publica.

Lo peor del aquí y ahora es que Artur Mas, el averiado presidente de la Generalitat en funciones, se cuidará de decir que no conoce de nada a Jordi Pujol. O que la inmoralidad de la familia Pujol es un asunto privado. Si no lo decía cuando Pujol usaba a Cataluña como parapeto (último refugio de los truhanes, escribió Samuel Johnson), tampoco puede decirlo al descubrir que la usaba como caja registradora.

http://blogs.elconfidencial.com/espana/al-grano/2015-12-30/pujol-la-patria-como-caja-registradora_1129386/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...