martes, 14 de marzo de 2017

Máxima Hipocresia: Los Podesta hcieron Lobby en favor del mayor banco de Rusia

MÁXIMA HIPOCRESÍA: LOS PODESTA HICIERON LOBBY EN FAVOR DEL MAYOR BANCO DE RUSIA

¿Quieren una nueva prueba de que no hay bando bueno en esta presunta guerra entre facciones de las élites gobernantes? Llevamos semanas denunciando los estrechos lazos entre esa estafa gigantesca llamada Donald Trump y la basura de Goldman Sachs y Rothschild.

Mientrastanto, sus enemigos políticos de los demócratas, otra basura, los bombardean con una indecente campaña de propaganda en la que denuncian los lazos de miembros de la administración Trump y Rusia.



La sociedad se polariza de forma cada vez más acusada en esta lucha de poder, tomando estúpidamente partido por un bando u otro, mientras la realidad no hace más que confirmar que todo es una camama gigantesca y que apoyar a unos u a otros, es un ejercicio absurdo y sin sentido.

Resulta que el banco más grande de Rusia, Sberbank, confirmó que contrató la consultoría de Tony Podesta, el hermano mayor de John Podesta, que presidió la campaña presidencial de Hillary Clinton, para que ejerciera presión en favor de sus intereses en Estados Unidos y buscara activamente la eliminación de varias sanciones contra Rusia.

“La oficina de Nueva York de Sberbank CIB de hecho contrató al Grupo Podesta. La contratación de consultores externos forma parte de las prácticas comerciales estándar para nosotros”, dijo Sberbank.

Anteriormente, The Daily Caller informó que Tony Podesta estaba haciendo lobby proactivamente para la cancelación de una serie de sanciones contra el sector bancario de Rusia.

En particular, representó los intereses de Sberbank y recibió pagos de 170.000 dólares por sus esfuerzos durante un período de seis meses el año pasado, para tratar de poner fin a una de las sanciones económicas impustas por el gobierno de Obama contra Rusia. Podesta, fundador y presidente del Grupo Podesta, aparece como un cabildero clave en nombre de Sberbank, de acuerdo con las formas de divulgación del lobby del Senado. Su firma recibió más de 24 millones de dólares en honorarios en 2016, la mayor parte proviene de gobiernos extranjeros, según el Centro no partidista de Transparencia Política.

Recordemos que el ex presidente Barack Obama impuso las sanciones a Rusia tras la explosión de violencia en el este de Ucrania en 2014.

“Los esfuerzos de Podesta formaron parte clave del cabildeo secreto durante la campaña presidencial estadounidense de 2016, liderada principalmente por veteranos estrategas demócratas para eliminar las sanciones contra Sberbank y VTB Capital, el segundo banco más grande de Rusia”.

“Los dos bancos rusos gastaron más de 700.000 dólares en 2016 en lobbystas de Washington mientras buscaban poner fin a las sanciones de Estados Unidos, de acuerdo con los documentos presentados por el Senado ante el Departamento de Justicia”.

“El Grupo Podesta cobró a Sberbank 20.000 dólares al mes, más los gastos, en un contrato de marzo a septiembre de 2016.”

Tanto Sberbank como VTB Capital han enfrentado severas escaseces de efectivo debido al descenso de los precios del petróleo, más las sanciones estadounidenses. Si las sanciones de Obama fueron levantadas, sin embargo, ambos bancos podrían legalmente buscar fondos de las instituciones financieras estadounidenses. La campaña de cabildeo se dirigió al Congreso y al poder ejecutivo, con Podesta y otros grupos de presión organizando al menos dos reuniones entre funcionarios de Sberbank y funcionarios del Departamento de Estado, según Elena Teplitskaya, presidenta de Sberbank.

“Los demócratas están sentados allí tratando de convencernos de que los rusos están tratando de ayudar en las elecciones a Trump”, dijo un asistente del Congreso que pidió el anonimato y se reunió con Teplitskaya.

“Y luego están con nosotros aquí en la Cámara y se reúnen directamente con el gobierno a puertas cerradas para presionar sobre el tema de las sanciones. La hipocresía no podría ser más elevada”, dijo.

Como revela el Daily Caller, “el descubrimiento de demócratas de alto perfil, como Podesta, que recibian remuneraciones lucrativas por presionar para levantar las sanciones estadounidenses contra Rusia, contrasta con las acusaciones de los demócratas de que el presidente Donald Trump y sus asesores clave son blandos con Rusia mientras que la administración Obama es presuntamente dura con Moscú“.

Podesta es uno de los grupos de presión más importantes de los demócratas y goza de estrechas relaciones personales y comerciales con los ex presidentes Obama y Bill Clinton. John Podesta fue jefe de gabinete en la Casa Blanca de Clinton y consejero especial de Obama en la Casa Blanca.

Algunos detalles más sobre la reunión: a la campaña de cabildeo de Podesta también se unió David Adams, que se describe en el sitio web del grupo Podesta como un “asesor de confianza” de Hillary Clinton, sirviendo de secretario adjunto para asuntos del Congreso.

Otro cabildero de Podesta fue Stephen Rademaker, ex funcionario del Departamento de Estado durante el gobierno de George W. Bush.

El Grupo Podesta representó a Sberbank y sus filiales, Troika Dialog Group en las Islas Caimán, SBGB Cyprus Ltd en Nicosia, Chipre y SB International en Luxemburgo. Troika Dialog también estaba relacionado con Klein Ltd., una organización de Islas Caimán que una vez canalizó decenas de millones de dólares a grupos ambientalistas para oponerse al fracking de bajo costo en los Estados Unidos, lo que estaba perjudicando a la industria petrolera rusa.

La relación Sberbank-Podesta se remonta a muchos años atrás.

Sberbank fue la institución financiera líder en el acuerdo ruso para comprar Uranium One, propiedad de uno de los amigos más cercanos de Bill Clinton, Frank Giustra. Giustra y Bill Clinton lideraban la Asociación Empresarial Clinton-Giustra, una parte integral de la Fundación Clinton. Giustra también ha donado 25 millones de dólares a la Fundación Clinton.

“Giustra buscó vender su participación en reservas de uranio que incluía depósitos de mineral en el oeste de Estados Unidos, y Hillary Clinton, como secretaria de Estado, aprobó la venta. Y fue así, como de una sola tacada, el 20 por ciento del mineral de uranio de Estados Unidos fue vendido a la agencia atómica estatal rusa.

Durante la venta pendiente, el Grupo Podesta representó a la compañía de Giustra y trató de adelantar la transacción”.

Ahora vemos a los demócratas y a sus medios partidarios de los demócratas acusando a Trump y a otros miembros de su administración de mantener vínculos con Rusia o incluso de haber llegado al poder gracias a la ayuda rusa, mientras ellos mismos hacen negocios bajo mano con los bancos rusos más poderosos, a la vez que partes del propio partido demócrata (y republicano), imponen sanciones a Rusia.

No olvidemos además, que Sberbank es en gran parte propiedad del Banco Central de Rusia y su CEO fue el ministro de Economía de Putin entre los años 2000 y 2007. Por lo tanto, es un banco intrínsecamente ligado al Kremlin.

Otra muestra más de cómo funcionan en realidad las cosas y lo extremadamente podrido que está todo en todas partes. Sin embargo y a pesar de que todos lo sabemos perfectamente, aún hay gente tan adoctrinada y con el cerebro tan lavado, que toma partido por un bando u otro y se lanza servilmente a los pies del líder de turno, creyendo que le salvará de “los malos” del otro bando…

Quizás algún día estalle un conflicto, directo o indirecto entre ambas potencias, y los soldados serán enviados a morir “por la madre patria”,“por la libertad”, “por la bandera” o “por la religión” y “los valores de su civilización”, como siempre ha sucedido, mientras las ratas gobernantes de todo pelaje, siguen defendiendo presuntas ideologías en las que realmente no creen y haciendo negocios con sus supuestos enemigos, sentados sobre pilas de cadáveres de todos aquellos idiotas pobres (y pobres idiotas) que fueron sacrificados por ideales que alguien inoculó como un veneno en sus mentes y que solo existieron dentro de sus cabezas.

No nos cansaremos de repetirlo: es hora de dejar de seguir a líderes con independencia de su posición en el espectro político.

No crean en ellos. En ninguno de ellos. No hay líder bueno, porque nadie que busque el poder puede ser bueno.

Acabemos de una vez con toda esta gentuza cínica, criminal y corrupta hasta la médula, sean del bando que sean, porque al final, más allá de sus rencillas por el poder, todos son nuestros enemigos…

Fuentes:

https://elrobotpescador.com/2017/03/13/maxima-hipocresia-los-podesta-hicieron-lobby-en-favor-del-mayor-banco-de-rusia/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...