miércoles, 13 de diciembre de 2017

Científicos aseguran que las dagas de Tutankamon no son de este planete, provienen del espacio exterior

Según un estudio revisado, la daga que una vez perteneció al faraón Tutankamón tiene una curiosa composición extraterrestre. 


Curiosamente, desde que la tumba del rey Tut fue descubierta en noviembre de 1922 por Howard Carter y Lord Carnarvon, un debate científico comenzó a discutir la naturaleza de los materiales de una de las dos dagas encontradas en el cuerpo de Tutankamón dentro de la tumba.




PERO EL DEBATE ESTABA BIEN JUSTIFICADO:

Los artefactos egipcios antiguos hechos de elementos similares eran extremadamente raros. No desarrollaron la metalurgia que avanzó durante los primeros períodos de la historia. Es por eso que se consideró más precioso que el oro, explica Francesco Porcelli , profesor de física en la Politécnica de Turín.

Desde el principio, las técnicas de fabricación de alta calidad utilizadas en la producción de la daga sorprendieron a la mayoría de los estudiosos, que aceptan que refleja la capacidad de producción de hierro que se había alcanzado en la época de Tutankamón.

La daga faraónica despertó la curiosidad de los investigadores desde el principio. Los detalles del descubrimiento indicaron que, desde el principio, el artículo se consideró un artefacto increíblemente precioso: mide 35 cm y se descubrió que no tenía óxido en el momento en que se descubrió junto con la momia del rey Tut.

Según el nuevo estudio: ” Más allá del área mediterránea, la caída de los meteoritos se percibió como un mensaje divino en otras culturas antiguas. En general, se acepta que otras civilizaciones de todo el mundo, incluido el pueblo Inuit; las antiguas civilizaciones en el Tíbet, Siria y Mesopotamia; y las personas prehistóricas de Hopewell que vivían en el este de América del Norte, desde el 400 a. C. hasta el 400 aC, usaron hierro meteórico para la producción de pequeñas herramientas y objetos ceremoniales”.

Porcelli aclara cómo los investigadores establecieron que la daga estaba compuesta de metales del espacio. Los estudios indicaron que la composición de la daga de hierro es la siguiente: contiene 10 por ciento de níquel y 0,6% de cobalto. “Estas son concentraciones típicas de meteoritos. Pensar que fueron el resultado de una aleación, en estas concentraciones, es imposible “, dijo Porcelli.

diciembre 13, 2017 
Via: ancient-code.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".