lunes, 29 de enero de 2018

La presa de Ma’rib: una maravilla de la antigua ingeniería destrozada por la guerra… y por las ratas

La Presa de Ma’rib es una maravilla de la ingeniería del mundo antiguo que se encuentra en el interior del Yemen.

Esta presa es sin duda uno de los mejores ejemplos de la arquitectura de mampostería de la península arábiga.

Los relatos de la zona cuentan que la presa estuvo en uso durante siglos, aunque al parecer dejó de servir como barrera cuando las ratas abrieron brecha en ella.




La presa de Ma’rib, también conocido como Gran Presa de Ma'rib, estuvo en uso durante muchos siglos para el almacenamiento de agua, así como para ser utilizada para el riego.

Durante el siglo VI d. C., sin embargo, la presa se derrumbó, aunque los muros de sus compuertas siguen en pie hoy en día. Durante el siglo XX se construyó una nueva presa cerca de la ubicación de la antigua.

Recreación del aspecto original de la Presa de Marib realizada por la Universidad de Calgary y la Fundación Americana para la Antropología. (CC BY SA 4.0 )

El reino que construyó la presa

Durante el primer milenio a. C., Ma’rib ejerció como capital del reino de Saba (también conocido en Occidente como Sheba), un reino pre islámico situado en la región sudoccidental de la península arábiga. 

Los sabeos eran un pueblo semítico que se asentó en la parte sur de la península arábiga después de migrar desde el norte en una época desconocida. Este reino floreció gracias a su ubicación en la ruta de las especias, por la que se transportaban mercancías exóticas de Oriente a Occidente. El reino dependía hasta tal punto de esta ruta que cuando las caravanas dejaron de llegar durante el siglo VI a. C., como resultado del auge de nuevas rutas comerciales, la economía de Saba se derrumbó. Sin embargo, el reino continuó existiendo hasta el siglo III d. C., cuando fue conquistado por los himyaritas.

Tradicionalmente, se ha dicho de la presa de Ma’rib que habría sido construida durante el siglo VIII a. C. o VII a. C. Según las inscripciones, la presa fue construida por un rey llamado Sumhu’ Alay Yanuf y su hijo Yatha’-Amar Bayyin.

Sin embargo, una expedición arqueológica alemana que excavaba una de las áreas que se encuentra bajo la presa ha revelado que este monumento pasó por varias fases entre el comienzo del segundo milenio a. C. y el primer milenio antes de Cristo. En cualquier caso, la presa de Ma’rib era esencial para la supervivencia del reino de Saba, ya que proporcionaba agua a su pueblo.

Inscripción de la presa de Ma’rib. ( Inam’s Water World )

Una maravilla de la ingeniería

La presa de Ma'rib consistía en una base de grandes piedras, y sobre ésta un muro de tierra cubierto con piedra y grava por ambos lados. Estos muros alcanzaban una altura de unos 15 metros (49,21 pies), y su grosor en la base era de 60 metros (196,85 pies). 




La presa recorría 720 metros (2362,2 pies) atravesando el valle del río Dhana, desde el norte de los montes de Balaq hasta el sur. Durante dos estaciones entre los meses de abril y agosto, desde las alturas del este fluían escorrentías hasta el valle. 

La presa detuvo el flujo de las crecidas de agua, evitando inundaciones y permitiendo almacenar el agua para su uso posterior. Se agregaron esclusas en ambos extremos de la presa de Ma’rib, dispositivos que permitieron que el agua recogida pudiera ser redirigida a un sistema de riego que hizo posible la agricultura en la zona.

La presa de Ma’rib era vital para controlar el flujo de agua en la zona. ( Inam’s Water World )

A lo largo de los siglos, la presa de Ma’rib fue reparada y reformada. La presa era tan importante para las personas que vivían en la zona que su mantenimiento continuó incluso después de la caída del reino de Saba a manos de los himyaritas.

Finalmente, esta tarea se convirtió en algo difícil, ya que las técnicas utilizadas por los antiguos sabeos para el mantenimiento de la presa fueron olvidadas con el paso del tiempo. La presa sufrió una rotura en el 450 d. C., y una vez más en el año 542 d. C.

Los himyaritas repararon la presa en estas dos ocasiones. En el 570 d. C., sin embargo, la presa se rompió por tercera y última vez, ya de forma definitiva. La causa del colapso es motivo de discusión entre los expertos. 

Algunos sostienen que fue un terremoto el que destruyó la presa, mientras que otros echan la culpa a unas lluvias excepcionalmente torrenciales. Por su parte, las leyendas locales aseguran que fueron grandes ratas las que abrieron la brecha mordiendo y arañando la base de la presa.

Todo lo que queda de la presa de Ma’rib hoy en día son sus compuertas, que se alzan orgullosas como testimonio de los conocimientos de ingeniería de los antiguos sabeos.

En el año 2015, estas ruinas fueron dañadas de nuevo, esta vez por ataques aéreos de la aviación saudí durante la guerra que se está librando actualmente en Yemen.

La presa de Ma’rib antes y después de los ataques aéreos del año 2015. ( Fair Use )

Imagen de portada: Ruinas de la presa de Ma’rib. Fuente: H. Grobe/ CC BY SA 3.0




Autor: Wu Mingren 

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Referencias:

CanBooks, 2002. The Marib Dam. [Online]

Kessler Associates, 2018. Saba / Sa'abia / Sheba. [Online]

Romey, K., 2015. ‘Engineering Marvel’ of Queen of Sheba’s City Damaged in Airstrike. [Online]

Stewart, R. T., 1978. A Dam at Marib. [Online]

The Editors of Encyclopædia Britannica, 2016. Sabaʾ. [Online]

www2.basf.de, 2018. The Great Marib Dam – the eighth wonder of the world. [Online]


10 ENERO, 2018 - 22:03 DHWTY
http://www.ancient-origins.es/noticias-lugares-antiguos-asia/la-presa-ma%E2%80%99rib-una-maravilla-la-antigua-ingenier%C3%ADa-destrozada-por-la-guerra%E2%80%A6-por-las-ratas-004653/page/0/1

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".